Desarrollo de una metodología para la gestión de adquisiciones gubernamentales, la que resultó en un ahorro de R$ 1 mil millón en dos años de implantación, con garantía de mayor eficiencia y transparencia en los gastos públicos.